TERAPIA DE JUEGO

SANDPLAY (CAJA DE ARENA)

¿QUE ES LA TERAPIA DE JUEGO?
 

La Terapia de Juego es un modelo terapéutico basado en el juego. A través del juego el niño encuentra una forma de expresión que le permite comunicar sus preocupaciones, problemas o emociones sin necesidad de tener que usar el lenguaje y sin sentirse amenazado o interrogado. A través del juego el niño encuentra una conexión con sus propios sentimientos volviéndose de esta forma más consciente sobre los mismos, y consiguiendo integrarlos y manejarlos de una forma más fácil. Mediante el juego el niño puede someter a prueba la realidad en un contexto seguro; es decir, el juego le permite representar situaciones de su vida real pero manteniendo el distanciamiento emocional que no tiene en situaciones de la vida real. De esta forma el niño puede explorar y trabajar posibles soluciones a sus problemas sin sentirse condicionado  por las consecuencias intrínsecas de la vida real.


 

¿QUE BENEFICIOS APORTA LA TERAPIA DE JUEGO Y QUE NIÑOS SE PUEDEN BENEFICIAR?
 

Los beneficios que un niño puede obtener a través de la Terapia de Juego son múltiples. La Terapia de Juego tiene dos aplicaciones básicas hoy en día.

 

La primera se centra en potenciar al máximo el bienestar psicológico del niño. Desde esta perspectiva la Terapia de Juego resulta especialmente efectiva para potenciar la autoestima infantil. Los niños que crecen con altos niveles de autoestima se convierten en adultos mucho más eficaces y seguros de sí mismos. La autoestima bien formada en la infancia tiene muchas mas posibilidades de perdurar en la adolescencia y en la vida adulta. En Terapia de Juego el niño tiene la oportunidad de trabajar sobre sus sentimientos y emociones, adquiriendo de esta forma una sensación de control sobre su vida que tendrá un impacto positivo directo sobre su autoestima.

 

Además a través de terapia de juego el niño puede obtener muchos otros beneficios que son imprescindibles para el bienestar psicológico. Entre estos beneficios se pueden destacar el desarrollo de habilidades sociales, el autoconocimiento, la empatía, la sensación de control sobre su entorno, la mejora en el control de sus emociones etc.

 

El bienestar psicológico óptimo a su vez implica mejoras en otras áreas de la vida de un niño como el área académica o el área social.


En segundo lugar la Terapia de Juego se aplica como intervención terapéutica en casos como los siguientes:

•Duelo
•Divorcios
•Rupturas o dificultades familiares
•Rupturas culturales
•Traumas
•Situaciones de negligencia física y/o emocional
•Enfermedades crónicas o puntuales
•Bulling o acoso escolar
•Minusvalías
•Testigos de situaciones violentas
•Familiares de personas con adicciones
•Dificultades emocionales
•Dificultades comportamentales
•Etc.


Resulta interesante resaltar aquí que hay veces en las que situaciones que a los adultos nos parecen normales o sin importancia, pueden tener un gran impacto en un niño si este no consigue integrarlas con éxito. Ejemplos de estas situaciones podrían ser, discusiones con los amigos del colegio, situaciones en las que el niño se haya podido sentir ridiculizado etc. A través de la Terapia de Juego el niño conseguirá manejar, entender e integrar de forma saludable estas situaciones.

 

SANDPLAY, UNA TÉCNICA NO INTERPRETATIVA QUE ABRE LA PUERTA AL INCONSCIENTE.

La terapia de juego de arena es una forma de terapia no-verbal y no-racional. Es una modalidad terapéutica reconocida tanto para niños y adultos, basado en la psicología de C. G. Jung y desarrollada por la psicoterapeuta suiza y profesora Dora Kalff. Es particularmente útil para identificar y solucionar los conflictos internos como la ansiedad y la depresión, así como penetrar en las profundidades de la personalidad. y facilita que los asuntos más profundos de la psique puedan ser movilizados, reconocidos e integrados de forma natural y segura.

 

Se parte del postulado de que en lo profundo del subconsciente de cada persona, existe una tendencia natural dirigida a la sanación, al crecimiento y la plenitud. Dándose las condiciones adecuadas, esta tendencia natural es activada. A través de la naturaleza de lo que es conocido cómo la función trascendente, el proceso simbólico en la terapia de juego de arena favorece un reordenamiento psíquico. La terapia de juego de arena establece un espacio libre y protegido, es un facilitador del proceso de individuación. En este tipo de terapia el terapeuta no interpreta, interfiere o dirige la expresión simbólica de la persona. El terapeuta de juego de arena mantiene una actitud de receptividad y aceptación, acompañando a que la persona tome conciencia sin censura.

En el juego, y solo en él, pueden el niño o el adulto crear y usar toda la personalidad, y el individuo descubre su persona solo cuando se muestra creador. 

Donald Winnicott

Educació i Artteràpia