La Bioenergética

La Terapia Bioenergética es un método psico corporal integrativo que busca la expansión de la conciencia desde el ámbito corporal y verbal. Se trata de un método que relaciona las emociones, el carácter y las expresiones corporales de las personas, así como su estructura muscular permitiendo desbloquear zonas del cuerpo que estén contraídas, rígidas y tensas. 

El lenguaje del cuerpo es inconsciente, no miente, su lenguaje es sincero y se limita a las experiencias que le han dado forma. El cuerpo y sus manifestaciones ocultan el lenguaje de nuestro inconsciente. Las corazas están vinculadas con las experiencias dolorosas vividas y grabadas en nuestro cuerpo desde nuestro cuerpo intrauterino hasta la edad de adultos. Las experiencias que han marcado nuestra vida y han creado nuestra historia personal se han inscrito, primero en nuestro psiquismo, para transformarse en corriente de energía emocional para instalarse en nuestra psique y quedarse allí, manifestándose en nuestro cuerpo en forma de tensión. 

La Terapia Bioenergética ayuda a que el cuerpo hable y se exprese, libere las emociones ocultadas durante largo tiempo de rabia, tristeza, miedo o dolor asociados a situaciones del pasado, generalmente de la infancia, donde se generaron.

Requiere tomar conciencia de las espasticidades y áreas de bloqueo energético en el cuerpo, además de recuperar los recuerdos y/o las experiencias del origen de los conflictos, con la conciencia de adulto y darse cuenta de cómo estas emociones limitan su presente, pudiendo ser reconocidas y aceptadas.

Las técnicas básicas de la bioenergética:



– Enraizamiento: Significa estar enraizado, para realizar un buen contacto con el suelo. Condición imprescindible para permitir la descarga energética del cuerpo.

Respiración: Significa respirar de forma llena y completa, sobre todo en momentos de crisis o estrés emocional. La inhalación o inspiración, oxigena cada célula de nuestro cuerpo. La exhalación o expiración, ayuda al drenaje linfático y desintoxica al organismo, aumentando la vitalidad del organismo.


Movimento:  Los conflictos emocionales distorsionan y limitan la movilidad del cuerpo. El movimiento se utiliza como vía para permitir la liberación de sentimientos y emociones reprimidas en las persones.

Percepción de uno mismo: Se trabaja sobre todo el desarrollo de la propiocepción, que implica darse cuenta de lo que sucede en nuestro organismo, en las sensaciones corporales y en el estado de nuestro sistema muscular.

¿A quién va dirigido?

La terapia bioenergética va dirigida a todo tipo de persones que deseen conectar con su cuerpo, con su propio movimiento natural. 

Está indicada para todas aquellas personas que sufren ansiedad, fobias, trastornos obsesivos, depresiones, estrés, timidez o inseguridades. A quien sufra de tensiones o contracturas musculares crónicas que tengan que ver con la inadecuada gestión de las emociones como la ira o el miedo.

En definitiva, esta terapia puede ser muy útil para todo tipo de somatizaciones entre las que se encuentran el bruxismo, los dolores de espalda o sobrecarga en cuello y hombros.

También si estás atravesando un duelo por la pérdida de un familiar, un trabajo o el fracaso de algún proyecto y te sientes desorientado, confuso o desmotivado. Este método te ayudará a recuperar la conexión contigo mismo y a clarificar tu proyecto de vida.

Beneficios

Los ejercicios bioenergéticos te permitirán entrar en contacto con tus tensiones y liberarlas a través del movimiento consciente. 

Puedes llevarlos a cabo tanto en las sesiones de terapia individual como en clases grupales.

 

Los beneficios más destacados son:

 

  • Aumenta el estado vibratorio de tu cuerpo, agudiza la percepción de uno mismo.

  • Ayuda a respirar mejor y a aumentar tu expresividad. 

  • Elimina tensiones y contracturas crónicas.

  • Permite redirigir la energía en el presente.

  • Accede a recuerdos limitantes e inconscientes del pasado para su reconocimiento y aceptación.

  • Libera y descarga de las emociones reprimidas.

  • Aporta conocimiento y autoconciencia.

  • Desbloquea la energía corporal.

  • Libera y descarga de las emociones reprimidas.

  • Despierta nuestro cuerpo y lo revitaliza.

  • Aporta conocimiento y autoconciencia.

  • Desbloquea la energía corporal.